top of page

Componiendo para San Saturnino

Cómo convertir una historia del s.III en algo actual: el reto de una obra que se estrena el 28 de noviembre de 2023 a las 19:30, en la Parroquia de San Saturnino de Pamplona.


Concierto San Saturnino

El santo


San Saturnino (s. III) es uno de los mártires evangelizadores de la zona de las Galias y la Hispania romana.


Según la tradición, fue el primer obispo de Tolosa. Desde allí, su discípulo San Honesto fue a evangelizar a Pompaelo (actual Pamplona). Honesto pidió a Saturnino que acudiera a la ciudad, donde bautizó al senador Firmo, su esposa Eugenia y su hijo, San Fermín.


Cuenta la leyenda que, cada vez que Saturnino pasaba por delante del templo de Júpiter en Tolosa, los oráculos de este dios enmudecían. Las multitudes se enfurecieron por ese motivo y le exigieron que sacrificara un toro en honor del dios. Ante su negativa, le ataron al toro y le picaron para que corriera escaleras abajo. El santo murió despedazado y unas mujeres recogieron sus restos y los enterraron. Más tarde, se redescubrió la tumba y se recuperaron las reliquias.


San Saturnino es el patrón de la ciudad de Pamplona (y no San Fermín, quien en realidad lo es de Navarra junto con San Francisco Javier).


La idea


Todo empezó con esta ocurrencia: ¿por qué no componer una obra en honor a San Saturnino, que se toque en la vigilia de San Saturnino, en la parroquia de San Saturnino de Pamplona? Me puse en contacto con Raúl del Toro, organista, director de la Schola Gregoriana Gaudeamus y profesor del Aula de órgano del Conservatorio Profesional de Música Pablo Sarasate, y sí, nos pusimos manos a la obra.


Sería un concierto donde tocarían en su mayor parte sus alumnos, y así les serviría como experiencia. Un concierto de órgano, con varios movimientos, muy variados, tan variados como las escenas de la vida de este santo. Y, sobre todo, que los asistentes al concierto puedan sentir esta historia como suya.


En seguida me vino el terror de la página en blanco. ¿Por dónde empezar, de dónde partir? Pues de lo que ya existe. Investigué qué música se había compuesto ya y me topé con este introito de la misa de San Saturnino que se conserva en un misal francés del s. XIII (Sens, Biblioteca municipal, Ms 018, f. 320). Entonces decidí utilizar esta melodía como base, para adaptarla de un forma más actual, tal como explico más abajo.


Biblioteca municipal, Ms 018, f. 320

Muestra partitura San Saturnino

La obra


Saturnino es una suite de 7 movimientos, basados en la vida de este santo. Son los siguientes:

  • I. Reliquia

  • II. Episcopado

  • III. Misión

  • IV. Predicación

  • V. Los dioses mudos

  • VI. Martirio

  • VII. Gloria


El primer movimiento se titula Reliquia, ya que es la primera toma de contacto con la vida del santo. Funciona como presentación y deja entrever las claves compositivas de la suite: por una parte, melodías que recuerdan a la antigüedad con un lenguaje próximo al medieval, y, por otra, armonías contemporáneas que provocan sorpresa y novedad. De esta forma, se unen pasado y presente como si fueran dos historias, la de Saturnino y la del oyente.


El segundo movimiento, Episcopado, es el más corto de todos. Tiene una forma sencilla, humilde e íntima, quizá imaginando cómo se debía sentir el santo al ser nombrado obispo. Remarca así la vocación al servicio al que todo obispo está llamado. Misión, el tercer movimiento, busca todo lo contrario. Es brillante, rápido y con mucho movimiento, en línea con la “Iglesia en salida” que promueve el Papa Francisco.


Predicación recupera la melodía del primer movimiento, e intenta articularla. Aquí podemos imaginar a Saturnino buscando pronunciar las palabras, quizá más tímidamente al principio pero desarrollándolas con fuerza y convicción al final.


Los dioses mudos alude al episodio en que los oráculos paganos enmudecen ante el santo. Es quizá el movimiento más imprevisible, y, por qué no, incómodo. El silencio entre acordes agresivos evidencia la incapacidad del mundo a hablar palabras de sabiduría.


El sexto movimiento, Martirio, es el clímax de la suite. Al contrario de lo que se puede esperar, no es violento ni fuerte, sino todo lo contrario. Es la unión del santo con Cristo, en una dulce y suave salmodia donde paulatinamente entra el Misterio. Finalmente, Gloria cierra el ciclo con un viaje entre los diferentes temas de la suite hasta la eternidad del Cielo.


ความคิดเห็น


¿Quieres recibir los apuntes de Luis?

¡Gracias por suscribirte!

bottom of page